Está en Refranero Castellano > Refranes sobre el amor

REFRANES SOBRE EL AMOR

El amor entra con cantos y sale con llantos.
El amor entra por los ojos.
El amor es ciego, y el matrimonio lo cura.
El amor es demencia, y su medico, la ausencia.
El amor es el vino que más pronto se avinagra.
El amor es tan fuerte como la muerte.
El amor hace pasar el tiempo, el tiempo hace pasar el amor.
El amor, la tos y el fuego, no pueden ser encubiertos.
El amor no confesado, jamás llega a casado.
El amor no mira linaje, ni fe, ni pleito, ni homenaje.
El amor no quiere consejo.
El amor presencia quiere, y sin ella, pronto muere.
El amor primero es el único verdadero.
El amor primero, jamás se olvida; pepita le queda para toda la vida.
El amor vive en presencia y muere en ausencia.
El amor y el odio son dos caras de la misma moneda.
El amor y el vino sacan al hombre de tino.
El amor y la fe, en las obras se ven.
El amor y los celos, son hermanos gemelos.
El enamorado y el pez, frescos han de ser.
El marido celoso nunca tiene reposo.
El primer deber del amor es escuchar.
El que ama a una casada, puede morir de cornada.
El que ama, teme.
El que bien te ama, bien te hará llorar.
El que con locura ama, nunca llega hasta la cama.
El que no ama, no se desilusiona.
En cada flor hay color, pero en cualquier amor hay dolor.
En el amor, da igual nabo que coliflor.
Entre los amores verdaderos, el mas fino es el primero.
Es mejor frijoles con amor que gallina con dolor.
Gran poder tiene el amor, pero el dinero mayor.
Guerra, caza y amores, por un placer mil dolores.
Hay amores que matan.
Hoy son los amores y mañana los desengaños.
Huerta sin agua, y mujer sin amor, no sé que sera peor.
Juramento de amante ni lo creas ni te espante.
Juramentos de amor y humo de chimenea, el viento se los lleva.
Juzgan los enamorados, que todos tienen los ojos vendados.
La amante ama un día, la madre toda la vida.
La cama, el fuego y el amor, nunca te dirán vete a tu labor.
La menta el amor aumenta.
La mujer en el hogar es reina a la que hay que amar.
La mujer y la siembra, hay que tenerlas para quererlas.
La viuda con otro amor, muy pronto se consuela.
Los amores se van, los dolores se quedan.

Los hombres jóvenes dan amor, los maduros gasto y los viejos asco.
Mal vecino es el amor, y donde no lo hay es peor.
Manos calientes, amores ausentes.
Manos frías amor para un día. Manos calientes amor para siempre.
Manos frías, amores todos los días.
Marido celoso, no tiene reposo.
Más vale pan con amor, que gallina con dolor.
Ni abril sin flores, ni juventud sin amores.
Ni marzo con flores ni moza con amores.
Ni musa sin jarra, ni enamorado sin guitarra.
No hay amor feo, si es querido con deseo.
No hay luna como la de enero, ni amor como el primero.
No hay sábado sin sol, ni doncella sin amor, ni cura que no se case, ni mal que cien años dure, ni nada que no se pase.
No hay sábado sin sol, ni niña sin amor, ni vieja sin dolor.
¡Oh falso amor, pocas veces das placer y muchas dolor!
Para morir siempre es muy pronto, para amar nunca es tarde.
Por delante amagar y por detrás roer, no es amistad ni buen querer.
Qué difícil es querer tal como se es.
Querer a quien no quiere, mal haya quien tal hiciere.
Quien a feo ama, hermoso le parece.
Quien a fea ama, hermosa le parece.
Quien bien ama nunca olvida.
Quien bien ama, obedece y calla.
Quien casa por amores, malos días, buenas noches.
Quien promete amor eterno es porque desconoce los cuernos.
Rencillas entre amantes, mayor amor que antes.
Riña de amantes, agua refrescante.
Riñas de enamorados, amores doblados.
Riñen los amantes y quiérense más que antes.
Saber amar, es mucho saber.
Si al amor haces señales, anda comprando pañales.
Si al amor le haces caso, es seguro el embarazo.
Sin pan y sin vino, no hay amor fino.
Si una vez llega a querer, la más firme es la mujer.
Todos: mozos, viejos, reyes y pastores estamos sujetos a sentir amores.
Un amor sin «eso» es como tallarín sin queso.
Un dolor alivia otro dolor, y un amor cura otro amor.
Un viejo amor, ni se olvida ni se deja.
Vanse los amores y quedan los dolores.
Vino y amores, de viejo los mejores.
Vinos y amores, los viejos son los mejores.
Yerros de amor, dignos son de perdón.
Yerros por amores, merecen mil perdones.



| Más refranes sobre el amor | Volver al Refranero |


© Refranero Castellano